Mujeres en Gastronomía se presenta como asociación en Madrid

Arrancó en Octubre de 2018 con una comida de amigas en Monastrell (Alicante), el restaurante con Estrella Michelín de Maria José San Román. Mujeres relevantes del sector, como Carme Ruscalleda, no faltaron a una cita donde se gestaba un movimiento por la visibilidad, la equidad, el justo reconocimiento de la mujer en un sector manejado principalmente por hombres.

Un segundo encuentro en Valencia, el 12 de Noviembre, con más de 200 participantes y sucesivos encuentros en Barcelona y Girona corroboraron que había ganas de cambio, de organizarse y de empezar a trabajar. En Enero de 2019, tras el trabajo desinteresado por parte de profesionales de la gastronomía, el derecho, la comunicación y los recursos humanos, la necesidad se ha convertido en un proyecto organizado en forma de asociación.

Con MªJosé San Román (Monastrell, Alicante) como presidenta en funciones (la junta general extraordinaria que se llevará a cabo en marzo decidirá de forma democrática las bases de la asociación), la directiva se compone de profesionales de la gastronomía de todo el país como Maria Solivellas (Ca Na Toneta, Mallorca), Mari Carmen Vélez (La Sirena, Petrer), Iolanda Bustos (La Calèndula, Regencós), Celia Jiménez Caballero  (Celia Jiménez Restaurante, Córdoba), Silvia García Guijarro(Sumiller Mugaritz, Errenteria), Begoña Rodrigo (La Salita, Valencia);  Lucia Freitas (A tofona, Santiago de Compostela), Aizpea Ohiander (Xarma, San Sebastián), Annette Abstoss (Abstoss World Gastronomy), MªJosé Martínez(Lienzo, Valencia) o Rosa Tovar (Cocinera y autora de publicaciones, Madrid), entre otras.

En palabras de MªJosé San Román, “MEG nace para poner en valor el talento femenino y  nuestro trabajo,  para poder alcanzar los puestos que nos merecemos y crear modelos de éxito en los que se vean reflejadas las siguientes generaciones”.

Se pretende  provocar el interés en los medios de comunicación para tener unacuota de visibilidad igual a la de los hombres y convertir en importante lo cotidiano de las mujeres. No se pretende copiar modelos, sino trabajar con nuevas ideas, con las virtudes femeninas y siempre con igualdad en la gastronomía, buscando complicidad y apoyo de los hombres del sector, que ya muestran su interés e implicación en el proyecto.

La eliminación de las barreras de género es otra de las misiones de este movimiento así como la prevención de situaciones que favorezcan el espacio de igualdad. La conciliación familiarigualdad de competencias y la valoración del talento a partes iguales son motivaciones de MEG, que ya cuenta con el apoyo de marcas cómplices que se unen para conseguir sus objetivos, incorporando a su responsabilidad social corporativa  la filosofía  MEG.

Mucho camino por recorrer pero un paso iniciado para un movimiento con proyección internacional y con grandes apoyos institucionales. MEG son Mujeres cocinando un cambio.

Nota de prensa completa en el siguiente enlace

Ellas siguen siendo las jefas

Tras una primera cita en San Pol en 2012 convocada por la periodista Cristina Jolonch y una segunda en Alicante en 2013, las jefas de la cocina se reúnen de nuevo en Alicante para pasárselo bien y disfrutar de una jornada diferente. Una reunión entre amigas que pone en valor el papel de la mujer en la alta cocina.

El nuevo encuentro tiene como anfitriona a María José San Román, que como guinda de un programa de eventos con grandes amigos y cocineros de toda España y con motivo del 20 aniversario de su restaurante Monastrell, convoca a las jefas de la cocina.

Invitadas todas a un almuerzo cocinado por mujeres para mujeres. Fina Puigdevall, Roser Torras, María Solivellas  y María José San Román cocinan para sus amigas que son entre otras algunas de las cocineras más destacadas del panorama gastronómico español, incluida Carme Ruscadella, que es en la actualidad la única mujer del mundo que posee siete estrellas michelin.

Al evento han asistido también destacados periodistas, sumillers y personalidades académicas del ámbito gastronómico. “Somos diferentes y podemos añadir mucho valor a todo en lo que intervengamos” asegura María José San Román.

En una reunión sin protocolos, donde se ha expuesto de forma espontánea e informal el papel de la mujer en la alta cocina, el debate esta servido. El bajo protagonismo de la mujer cocinera, su invisibilidad en los medios de comunicación, la conciliación familiar, los bajos niveles de competitividad o el hecho de que la mujer envejece mejor son algunas de las opiniones que se pusieron encima de la mesa.

Galicia dará continuidad a este movimiento de las grandes chefs, con Toñi Vicente al frente, quien coge el relevo de esta minicumbre de cocineras y gastrónomas de toda España que sin duda dará mucho de que hablar.

En este enlace están las imágenes del evento